Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

22 de Julio de 2015

Temática

Foto: Archivo La Tercera
Foto: Archivo La Tercera

Por primera vez, nuestro país contará con un examen para precisar el origen de la patología.

La última Encuesta Nacional de Salud publicada en 2010, señala que el 27% de los adultos chilenos tiene la presión arterial elevada. En los niños, se estima que la cifra de hipertensos llega al 13%.  Pero conocer el origen esta condición en nuestro país no era tan sencillo, hasta ahora.

Tras 15 años de trabajo, un grupo de investigadores de la U. Católica y el Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (Imii), crearon un examen que a través de una muestra de sangre puede determinar los niveles de ciertas hormonas que están relacionadas con la hipertensión y así determinar si este es el origen.

Hace dos años, el mismo equipo siguió a un grupo de 300 menores entre 5 y 16 años a los que se les practicó periódicamente exámenes de sangre y orina. En total, 100 de ellos arrojaron hipertensión y de ellos, el 20% sufría esta condición por cuestiones hormonales.

El líder de la investigación Carlos Fardella explica que “esta nueva tecnología, recién incorporada en nuestro país, permite analizar si existen esos factores hormonales asociados. Y eso es vital, ya que muchas veces la normalización de la presión arterial, no protege del daño que estas hormonas realizan directamente en el corazón y vasos sanguíneos y que pueden provocar graves complicaciones”, señala. 

Además, el test incluye  un informe complementarioque permite interpretar los resultados, entregándole al médico tratante al menos seis diagnósticos de diferentes patologías que podrían estar involucradas y “que normalmente podían pasar desapercibidas y llevar al paciente a ser catalogado como hipertenso esencial, es decir, portador de una hipertensión de causa desconocida”, agrega Fardella.

Hormonas

Las hormonas vinculadas a la hipertensión son la aldosterona, encargada de la reabsorción de agua y sodio desde los riñones, y el cortisol, que se libera cuando hay estrés. Cuando están elevadas, causan hipertensión.

Ambas hormonas pueden estar alteradas por razones genéticas o por la presencia de algún tumor, pero al estar elevadas provocan daño en las arterias, incluso antes desencadenar la hipertensión arterial. 

Cuando la aldosterona está alta, la presión arterial sube porque a nivel de riñón impide que el sodio que comemos en la dieta se excrete por la vía renal, pero también existen receptores de esta hormona en los vasos sanguíneos por lo que si está elevada, también los afecta y daña el corazón, explica Fardella. Si es el cortisol el que está aumentado, el mecanismo es parecido porque esta hormona también se une al mismo receptor que la aldosterona, aumentando la presión arterial. Una cirugía si se trata de un tumor o medicamentos que bloqueen la acción de las hormonas pueden ser más efectivos que el tratamiento estándar para la hipertensión. 

El test se ha implementado gracias a la adquisición de un equipo de alta tecnología denominado “Instrumento de Cromatografía líquida con espectrometría de masas en tándem (LC-MS/MS)”, que por primera vez se incorpora a la actividad asistencial del laboratorio clínico de la Red Salud UC Christus.

Publicado en: 
La Tercera por Cecilia Yáñez