Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

07 de Abril de 2017

Temática

Chile Vive Sano
Chile Vive Sano

"Chile es como el alumno porro de la clase", dice Andrea Cortínez, académica de la U. de la Frontera (Ufro) y magíster en Actividad Física y Salud Pública de la U. de Bristol, Reino Unido, a propósito de los resultados del "Reporte de notas chileno sobre la actividad física de niños y adolescentes 2016", parte de un informe efectuado en 38 naciones por la Active Healthy Kids Global Alliance y realizado a nivel local por siete casas de estudio superiores.

El informe final, presentado ayer por Cortínez y Nicolás Aguilar, doctor en Actividad Física y Salud del Departamento de Educación Física de la Ufro, muestra un mal desempeño del país en 11 temáticas: actividad física global, participación en deporte organizado, juego activo, transporte activo, conducta sedentaria, entorno familiar y pares, entorno escolar, sobrepeso y obesidad, condición física, políticas públicas y comunidad y ambiente construido.

Solo en los dos últimos indicadores Chile alcanzó la nota 4. En total, el país fue evaluado con un 3, cinco décimas menos que el promedio latinoamericano y un punto bajo la media global.

Entre los resultados más preocupantes están los bajos porcentajes de niños y adolescentes que cumplen con las metas de actividad física de la Organización Mundial de la Salud, así como el alto porcentaje que pasa más de dos horas diarias frente a la televisión, el computador y los aparatos móviles (ver infografía).

Cortínez lo atribuye a que la actividad física no se ve como un derecho social: "Tiene que haber una política mucho más profunda en que se intervenga el territorio, donde tengamos, por ejemplo, gimnasios comunitarios o asociados a consultorios".

Para Aguilar, pese a las leyes que promueven el ejercicio, "no hay seguimientos, y no sabemos si las inversiones son buenas o no".

 
Publicado en: 
Nicolás Álvarez, El Mercurio