Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.noticiaspositicas.net
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.noticiaspositicas.net

Este seudocereal era consumido por las antiguas culturas andinas, pero hoy se ha puesto de moda no solo por ser atractivo, sino también por sus cualidades nutricionales

Aunque hace poco la quínoa entró al menú local, ya nadie la considera como algo exótico cuando la ve entre las opciones ofrecidas en un restorán. Y no es algo único de Chile. Según datos de la FAO, solo entre 2007 y 2012 su demanda creció a nivel mundial en 300% y la tendencia no se ha detenido.

Pero además de estar de moda, los ojos están puestos en este seudocereal porque está catalogado como un superalimento, aquellos que además de tener destacados valores nutricionales, también poseen efectos beneficiosos para la salud.

Por ello un grupo de científicos está estudiando en detalle las propiedades de las variedades de quínoa que tiene Chile y cómo manejarlas para potenciar sus beneficios.

Concentrados en las características funcionales de las semillas de quínoa, el grupo analizó cómo se comportaban distintos grupos de quínoas locales bajo diferentes condiciones climáticas.

Así, cuenta Francisco Fuentes, académico de las facultades de Agronomía, Ingeniería y Medicina de la UC, concluyeron que la quínoa nacional puede sintetizar mayor cantidad de los compuestos que le dan propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

"Al estar la planta bajo estrés, con mucha radiación y falta de agua, sintetiza más de estos compuestos para hacer frente a este tipo de ambientes", explica el investigador.

Luego, el equipo extrajo los compuestos presentes en semillas de quínoa, y los probaron en sistemas in vitro usando células de cáncer humano y células inflamatorias de ratón. El resultado fue el control del estrés oxidativo y de la inflamación.

"Nuestros resultados demuestran que la quínoa podría ejercer un efecto quimiopreventivo del cáncer", continúa. Esto porque influiría en los factores que ayudan en la aparición de este mal. Con estos resultados, la quínoa podría ser utilizada como terapia complementaria para prevenir el desarrollo no solo de cáncer, sino de otras patologías relacionadas con la presencia de inflamación crónica.

En proceso

Hace una década, lo que se sabía de la quínoa era muy poco, dice Antonio Vega, académico de la Universidad de La Serena y quien también ha estudiado las variedades locales. Pero desde hace unos cinco años el crecimiento de la investigación ha sido muy alto.

Ello no solo ha resultado en el descubrimiento de las propiedades antes mencionadas, continúa el científico, sino también de la capacidad antimicrobiana en contra delE. coli, por ejemplo.

Ahora, como superalimento que es, la quínoa debe ser tratada con cuidado. Dado que Perú y Bolivia son los principales exportadores de este producto a nivel mundial, la necesidad de producir en grandes cantidades los obligó a utilizar fertilizantes y mezclarla con otros cultivos, lo que la ha contaminado.

Esto, sumado a que las variedades chilenas -sobre todo las del centro y sur del país- son distintas a las de los países altiplánicos, pone al país en una buena posición para aumentar su producción y que esta se enfoque en un producto diferenciado.

La siguiente etapa, cuenta Francisco Fuentes, es extender el cultivo de la quínoa con más compuestos funcionales y transferir la técnica a pequeños agricultores.

Con esto seguiríamos estando lejos de los grandes productores, pero tendríamos una quínoa única.

Publicado en: 
El Mercurio por Lorena Guzmán