Publicado el

11 de Mayo de 2017
Fundación Actuemos
Fundación Actuemos

Más de la mitad de los niños chilenos de 5 a 7 años está por sobre su peso adecuado. Y la tendencia se repite en el resto de los escolares, lo que sitúa a Chile en el primer lugar en obesidad infantil en América Latina. Cambiar esta realidad requiere de un cambio de hábitos. Y educación. Dos de las tareas que desarrolla la Corporación Actuemos con el objetivo de mejorar y promover una cultura alimentaria saludable en el país.

Creada en 2014, esta ONG desarrolla diversas actividades, talleres e intervenciones en colegios, instituciones y a nivel académico. Un equipo multidisciplinario de especialistas -que incluye nutricionistas, bioquímicos, chefs, neurocientíficos y hasta arquitectos y astrónomos- contribuye a esa labor, no solo a nivel infantil, sino de toda la población.

"Actuemos nace con la finalidad de aportar un cambio ante la creciente tasa de malnutrición por exceso en Chile, implementando proyectos que tengan un impacto en toda la comunidad", cuenta la nutricionista Sofía Bustos, directora y presidenta de la corporación.

Así, por ejemplo, visitan colegios y jardines infantiles para educar, de manera entretenida, sobre nutrición saludable, alimentación sustentable y uso adecuado de alimentos. "Más de 2 mil colegios nos han pedido que los visitemos, en Santiago y regiones. El foco también es trabajar con el entorno, con padres y educadores", precisa Sofía.

Con el Cuerpo de Bomberos de Santiago desarrollaron el proyecto "Héroes de Corazón", que busca también cambiar los hábitos nutricionales de los voluntarios, para una mejor salud.

Todas estas intervenciones son diseñadas sobre todo por nutricionistas y cocineros de la corporación, entre quienes está el chef Matías Palomo, vicepresidente de Actuemos.

El trabajo desarrollado hasta ahora les ha valido el reconocimiento de diferentes organismos, como el Ministerio de Salud chileno, la FAO y las Naciones Unidas, que acaba de nombrarlos como colaboradores del Programa de Alimentos Sostenibles en Latinoamérica.

"Existe un interés de la gente por aprender temáticas sobre cocina y a nivel nutricional; pero también hay harto desconocimiento. Entonces ocupamos la cocina como una herramienta educativa".

Junto con enseñar sobre una alimentación saludable, aprovechan de promover el consumo de productos locales, frescos y de estación, por sobre los ultraprocesados. En ese ámbito, cuentan con el apoyo de fondos concursables, por ejemplo, para el rescate y valorización del durazno-betarraga (especie que se da en el sur y que tiene ese nombre por su color), o de la quínoa.

Para poder costear gran parte de este trabajo, anoche se realizó la tercera versión de "Chefs por una causa", evento en el que ocho destacados chefs nacionales presentaron preparaciones a base de alimentos de producción sustentable de mar y tierra de nuestro país.

Publicado en: 
C.G / El Mercurio