Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

31 de Julio de 2015

Temática

Foto: Cristián Zúñiga, El Mercurio
Foto: Cristián Zúñiga, El Mercurio

Si bien una mayoría no busca aprender una técnica de defensa, entre los beneficios que ellas perciben en este deporte está la sensación de seguridad y confianza en sí mismas. 

"¡Dale, pégale, atrévete!", le grita el entrenador a su alumna que golpea con miedo el saco de boxeo. En esta clase de "Thai Fit", que mezcla boxeo, patadas de taekwondo y acondicionamiento físico, la mitad de los alumnos son mujeres.

Según Ronaldo Yarzún, profesor de boxeo en el gimnasio Dmoov, desde la primera clase, las alumnas se muestran muy motivadas, sin miedo a que las golpeen. "De hecho, al principio muchas terminan lesionadas, porque llegan con exceso de energía y desean mucho golpear".

Esta disciplina, clásicamente masculina, está encantando cada vez más a las mujeres. En varias cadenas de gimnasios se está incorporando este deporte a través de clases en grupo y en las que las mujeres abundan. Incluso, en recintos especiales de boxeo se han creado talleres exclusivamente para ellas.

"Que personalidades del mundo de la moda, como las modelos de Victoria's Secret, lo estén practicando, hace que las mujeres se atrevan mucho más. Yo llevo en esto bastante tiempo, y en los últimos dos años están apareciendo con mayor constancia las chicas en el boxeo", explica Cristián Bruzzone, entrenador de este deporte en el gimnasio Bxo Boxing.

Los beneficios

La mayoría de los alumnos que asisten a clases de boxeo no lo hacen "para pegarle a alguien en la calle", dice Bruzzone. Este es un deporte, explica, que generalmente mezcla acondicionamiento físico y luego se pelea en el ring, pero muy controlado por el entrenador.

Aunque para las mujeres su principal objetivo no sea la defensa propia, Bruzzone admite que su práctica les da seguridad y las ayuda a conocer cuáles son sus propios límites.

La nutricionista María Ignacia Cornejo (25) asiste a clases desde marzo al menos cuatro veces a la semana. "Siento que he ganado técnica, y aunque solo usaría lo aprendido en forma excepcional, sí creo que podría defenderme en alguna situación conflictiva", dice.

Además de aumentar su coordinación, la resistencia física y su masa muscular, para ella el mayor beneficio del boxeo es el poder liberar todas las tensiones. "Ir a clases me hace sentir feliz. Uno descarga mucha energía al pegarle al saco", asegura.

Valeria Flores (40) se motivó a ir a clases de Thai Fit invitada por una amiga; lleva dos meses practicando. "Vengo tres veces a la semana. Me gusta mucho, porque he mejorado mi postura y la coordinación, además del hecho de estar consciente de cada movimiento del cuerpo", explica.

El entrenamiento de boxeo lúdico es una actividad física muy intensa, con un gasto calórico bastante elevado, explica César Kalazich, deportólogo de Clínica Meds. "Se trabaja mucho las piernas, el tronco y el abdomen. Es un ejercicio bastante completo".

Por su alta intensidad, el especialista advierte de los riesgos cardiovasculares que puede implicar su práctica por mujeres que no están preparadas. "Es importante que se realicen un chequeo médico antes de hacerlo", dice Kalazich.

Publicado en: 
El Mercurio por Tania Herrera