Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

22 de Octubre de 2015

Temática

Foto: AP, El Mercurio
Foto: AP, El Mercurio

Son tantos los beneficios que se han observado en medicina en el uso de los llamados probióticos -ya sea como alimentos o cápsulas que contienen bacterias "buenas"- que ahora en muchos laboratorios del mundo se están estudiando estos gérmenes con el fin de saber para qué sirven con exactitud.

Este conocimiento ha avanzado a una gran velocidad y, por esta razón, hoy jueves llegará al país el doctor Guillermo Pérez-Pérez, profesor asociado de los departamentos de Medicina y de Microbiología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York. Él dictará charlas en la Universidad Diego Portales y en la U. de Chile, a modo de puesta al día sobre el tema.

Compañeras fieles

"Hablamos de bacterias que nos acompañan y han evolucionado en nuestro cuerpo por millones de años. Ellas son una contribución fundamental para nuestra vida y nuestra salud", dice el investigador a "El Mercurio" desde Nueva York.

Según explica, estos gérmenes son conocidos desde hace mucho tiempo, pero ahora están de moda. Esto, desde que se comprobó que sacar bacterias digestivas de una persona sana y ponerla en una enferma, con diarrea, logra sanarla en pocas horas en un 90% o más de los casos. En cambio, antibióticos potentes como la vancomicina tienen un éxito de apenas 25% de los casos.

Asimismo, hoy se realizan estudios del uso de este tratamiento en colon irritable, para mejorar la resistencia a la insulina e, incluso, autismo, ya que estas bacterias ayudarían en cierta forma al mejor funcionamiento cerebral. Ante este variado panorama, la revista British Medical Journal publicó esta semana un llamado a unificar criterios para usar estas bacterias.

"El exceso de limpieza, el abuso de antibióticos, el aumento de las cesáreas y la falta de amamantamiento han interrumpido la normal colonización de los niños con estas bacterias. Esto ha llevado a un aumento de las alergias y la obesidad, entre otros problemas de salud", dice el doctor Pérez-Pérez.

Por eso, hoy se trabaja en la producción de cócteles de bacterias que se puedan dar vía oral a los pacientes. Pese a esto, este especialista llama a la cautela: "No hay que creer que esta terapia sea la solución definitiva para estas enfermedades".

Publicado en: 
El Mercurio