Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

15 de Octubre de 2015

Temática

Reuters, El Mercurio
Reuters, El Mercurio

Tener un trabajo altamente estresante se relaciona con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular.

Así lo advierte una revisión de seis investigaciones con más de 138 mil participantes, que fueron seguidos por hasta 17 años. En el estudio se definió como trabajo altamente estresante aquél que tiene una fuerte carga laboral y en que el trabajador tiene poco o ningún poder de decisión sobre lo que hace. Se limita a ejecutar.

Este es el caso de quienes trabajan de garzones o de auxiliar de enfermería, ocupaciones que tienen hasta un 22% de mayor riesgo de hacer un accidente cerebrovascular. Y en el caso de las mujeres pueden tener hasta un 33% de mayor riesgo, comparado con las que tienen una ocupación poco estresante.

Hasta ahora se había comprobado que existe una asociación entre estrés laboral y problemas cardiovasculares, pero en el caso de los infartos cerebrales la relación no estaba muy clara. Los resultados de este trabajo se publican en la revista Neurology.

Hábitos de vida

"Es posible que un estrés mayor lleve a la persona a tener conductas menos saludables, tales como una dieta pobre, falta de ejercicio o fumar", explica el doctor Dingli Xu, autor principal del estudio y que se desempeña en la Universidad Médica del Sur, en Guangzhou, China. Así, cuando las tensiones laborales llevan a tener comportamientos poco saludables, se facilita la producción de un infarto cerebral, según este especialista.

"Estamos ante un trabajo potente, por la cantidad de personas involucradas en los estudios", dice respecto de la investigación la doctora Evelyn Benavides, neuróloga de Clínica Dávila. "En la práctica clínica vemos incluso gente que no fuma, no bebe alcohol, hace ejercicio y come sano, pero tiene un trabajo muy demandante y llegan con un infarto cerebral", advierte.

También reconoce que hay gente que por personalidad es estresada. Son los que llegan 15 minutos antes a cualquier lugar, o que no almuerzan por responder en el trabajo.

"El estrés produce inflamación en los vasos sanguíneos, aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial, todo lo cual puede producir un infarto cerebral", dice.

La doctora Benavides advierte que hacer turnos de noche es el trabajo más estresante. "Hay edades en que se puede hacer, pero después de los 50 años es mejor que no lo haga más, ya que puede presentar un infarto", afirma.

Respecto de por qué las mujeres tienen más riesgo, según demuestra el estudio, explica que un factor es el de los estrógenos, que aumentan el riesgo de infarto. Otro elemento que podría explicar esto es que la mujer trabaja y además lleva el mayor peso de la casa, y si no tiene apoyo, tendrá más estrés.

Publicado en: 
Sebastián Urbina, El Mercurio