Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

14 de Octubre de 2015

Temática

Respirar profundo y poner toda la atención en el paso del aire por las narices, dejando de lado las preocupaciones y tensiones de la vida cotidiana, permite calmar la mente, relajar el cuerpo y recuperar en parte una sensación de bienestar que cuesta mantener a diario.

Esto es quizás el ejercicio más básico de la meditación, que forma parte de los programas de manejo del estrés y cuyos efectos son similares a practicar yoga o rezar.

Muchos estudios han demostrado que facilitar un estado de relajación, que se traduce en una sensación de descanso profundo, no solo alivia el estrés y la ansiedad, sino que reduce la presión arterial y el ritmo cardíaco, además de disminuir el consumo de oxígeno.

Ahora, un grupo de investigadores hizo una revisión de los pacientes que han participado en los programas de manejo del estrés realizados por el Hospital General de Massachusetts, el Brigham Women's Hospital y otros recintos de salud del área de Boston, entre 2006 y 2014. De esta manera, demostraron que los más de 4.400 pacientes que se sometieron a esta intervención, al año siguiente redujeron sus consultas en el sistema de salud en 43%, comparado con el año previo al entrenamiento.

Los resultados del trabajo se publican en la revista PLOS ONE.

Impacto en la salud

"El principal hallazgo de nuestro trabajo es que el entrenamiento de estos pacientes puede reducir en forma dramática la utilización de los servicios de salud", dice el doctor James Stahl, del Instituto para la Evaluación de Tecnologías, quien lideró el estudio. "Estos programas promueven el bienestar, y en nuestros entornos, en que escasean los recursos sanitarios, podrían aliviar la carga de los sistemas de salud a un costo mínimo y sin riesgos", agrega.

Los autores del trabajo advierten que enfermedades relacionadas con el estrés, como la ansiedad y la depresión, representan la tercera mayor causa de gastos de salud en el caso de Estados Unidos, después de la enfermedad cardíaca y el cáncer, que también son patologías influidas por el estrés.

Las mayores reducciones en consultas de salud se produjeron en especialidades como neurología, cardiovascular y gastrointestinal. Según el estudio, la inversión que se hace en estos programas de manejos del estrés se recupera con los ahorros que producen en el sistema de salud en los siguientes cuatro a seis meses.

"Hace mucho tiempo que la relación entre el estrés y distintas enfermedades está comprobada. Es el caso del infarto al corazón, los problemas emocionales y, en general, en muchos otros problemas de salud", dice el doctor Rafael Torres, jefe del Departamento de Psiquiatría de la Red de Salud UC Christus.

Además, según explica, en la actualidad hay muchas exigencias. "Hoy puede ser estresante recibirse como profesional, cambiarse de casa o salir de vacaciones. Por eso, la mejor estrategia es lograr relajarse, y las técnicas que más ayudan en esto son algunas como el yoga, la meditación y la espiritualidad. Por esta razón se usan en los programas de bienestar", dice el especialista.

Lo que hacen estos programas es enseñar una manera distinta de vivir las experiencias de la vida diaria. "En un taco, la persona se puede estresar, y eso no cambia en nada la realidad. Pero una persona que sabe meditar se abre a esta experiencia, y si no puede cambiarla, la acepta; es decir, cambia la forma de vivir lo que le está pasando", dice el psicólogo Claudio Araya, académico del Diplomado de Mindfulness Relacional de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Según explica, lo ideal es que estos programas tengan una sesión semanal de dos a tres horas durante ocho semanas, porque así logran instaurar el hábito en la persona. En cada sesión se hace una práctica y también se dan tareas y ejercicios.

"En Chile, esto es algo súper reciente, pero hay que reconocer que ha aumentado rápido el número de lugares donde se pueden practicar estas técnicas", agrega Araya.

Al doctor Torres le parece que la gente está más abierta a estas técnicas. "En países como Francia o en parte de España, son prestaciones de salud, ya que hay cada vez más evidencia científica sobre su utilidad", explica. En psiquiatría es una ayuda muy importante, ya que "es parte del autocuidado, como la higiene del sueño, abstenerse de consumir drogas o cultivar amistades", concluye.

Publicado en: 
Sebastián Urbina, El Mercurio