Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

28 de Abril de 2017

Temática

Bajo licencia Creative Commons / www.commons.wikimedia.org
Bajo licencia Creative Commons / www.commons.wikimedia.org

Dos de los actores más importantes en la industria de la tecnología -Apple y Google- están explorando el uso de tecnología para ayudar a los pacientes diabéticos. Para ello usarán dispositivos ponibles ( wearables ).

Para Cristián Peña, analista de IDC Chile, esta categoría de aparatos llega a una gran cantidad de personas, pero son de nicho si se los compara con el teléfono inteligente. "El mercado de teléfonos es 34 veces más grande que el de ponibles". Por eso cree que apuntar al área de la salud es una estrategia para ampliar el público interesado en este tipo de dispositivos.

Según el canal CNBC -basado en tres fuentes confiables-, Apple estaría trabajando desde comienzos de 2016 en una técnica para que los pacientes con diabetes puedan monitorear sus niveles de glucosa sin la necesidad de pincharse el dedo.

La nueva tecnología utilizaría, en parte, los sensores ópticos de los que viene provisto el reloj de Apple y que se utilizan para medir el ritmo cardíaco. Así, nuevas versiones de Apple Watch podrían medir constantemente los niveles de glucosa.

Google y Novartis iniciaron en 2014 un proyecto de lentes de contacto capaces de registrar el nivel de glucosa a partir de las lágrimas. Estas entregarían el resultado a un dispositivo como un celular.

Sin embargo, el proyecto sufrió un retraso debido a que Novartis se retiró en 2016, aduciendo que se trataba de un proyecto técnicamente complejo. Google insiste con él, y a fines del año pasado anunció un acuerdo con la empresa Sanofi para crear productos para pacientes con la enfermedad, los que saldrán a la venta en dos o tres años.

Marcelo González, director ejecutivo de la Fundación MiDiabetes y con diabetes tipo 1 desde hace 31 años, dice que hay que ser cautos ante estos anuncios, ya que los diabéticos se ilusionan con que exista un método menos invasivo para el monitoreo continuo de los niveles de glucosa. Hasta ahora, lo más avanzado es un filamento de 4 mm que se introduce en la piel y que debe ser cambiado cada 14 días.

"Ahora estoy esperanzado, ya que existe la tecnología y estos dos gigantes tienen las espaldas financieras para desarrollar un proyecto de este tipo", dice.

Sin embargo, cree que los desarrollos tardarán en llegar al público, ya que deben pasar los estrictos controles de la FDA.

Publicado en: 
Alexis Ibarra, El Mercurio