Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

06 de Septiembre de 2016

Temática

Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.bostonmagazine.com
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.bostonmagazine.com

Cuando se detecta una enfermedad crónica, lo más importante es que el paciente se mantenga bajo control médico. Así evita mayores complicaciones y puede realizar una vida normal, tomando los resguardos necesarios.

Pero no todos mantienen sus males a raya. Según datos informados por el Ministerio de Salud al Congreso, en marzo se estimaba que un millón 193 mil 574 personas tienen diabetes y que solo el 55% controla su enfermedad en consultorios, es decir, 664 mil 653.

En el caso de la hipertensión arterial, la cobertura es un poco mayor: de los dos millones 250 mil 021 beneficiarios que padecen este mal, 1.544.715 (68,7%) se controla.

Sumando ambas enfermedades, hay 1.234.217 diagnósticos de hipertensión o diabetes que el sistema público no está atendiendo y que se exponen a descompensaciones.

El jefe de la división de Atención Primaria del Ministerio de Salud, Bernardo Martorell, asegura que "una persona puede tener las dos enfermedades, por lo que no necesariamente son 1,2 millones de personas las que no están bajo control, pero de todas maneras sabemos que es un número importante y que es el gran desafío para el sistema".

Por lo mismo, plantea que "estimulamos al personal de los consultorios para que salga a la búsqueda de estos pacientes, que los llamen, los visiten en sus casas y logren que se controlen. Hemos puesto metas y su cumplimiento se traduce en un bono en el sueldo si es que cumplen, encuentran y mantienen controlados a los pacientes".

En el caso de la diabetes, la meta es controlar sobre el 70% de los pacientes. Según los datos entregados por Salud, solo 20 comunas lo cumplen. Respecto de la hipertensión, el objetivo es más bajo: se aspira a llegar al 55% de los enfermos. En ese caso, 251 municipios lo logran.

Paula Margozzini, académica de la Facultad de Medicina de la U. Católica, advierte que "a nivel latinoamericano, la cobertura que tiene Chile en tratamiento de hipertensión y diabetes está entre las mejores. Pero hay que hacer la diferencia entre quienes están bajo control y quienes están bien controlados, es decir, con todos sus parámetros de salud normales, más allá de ir al doctor y tomar el medicamento. Ahí la situación es distinta".

La académica asegura que "la magnitud de las enfermedades crónicas es tan grande, que ningún país tiene capacidad para mantener a toda la población bien controlada. Nunca se llega más allá del 50%, y en Chile llegamos al tercio, sumando todas las enfermedades crónicas, no solo hipertensión y diabetes".

Emilio Santelices, de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, ha estudiado el impacto de tener bajas coberturas de atención a enfermos crónicos. Señala que "estos van más a las urgencias, se hospitalizan más y su internación dura 30% más que la de un paciente sin enfermedad crónica. Además, un diabético descompensado que se hospitaliza por una enfermedad distinta a la de base puede gastar tres o cuatro veces más que uno no descompensado con el mismo mal".

Es una tensión en la red asistencial que Martorell reconoce: "Lo que nos interesa es que cada vez más gente se controle y no sobrecarguen los servicios de salud, que ya están demandados".

En tanto, sobre lo publicado este domingo, en que se señala a Concepción como la comuna con mayor obesidad detectada a través de exámenes preventivos, la Dirección de Salud del municipio dijo que sus datos al primer semestre muestran que no superaría el 21%, a diferencia de los datos de la Subsecretaría de Salud Pública, que la cifra en 93%.

Publicado en: 
El Mercurio por Nadia Cabello