Imagen de Nutrición Sin Más
Escrito por: Nutrición Sin Más

Temática

Publicado el

21 de Abril de 2016

Vota aquí

Sin votos (todavía)
Foto: Gentileza Nutrición Sin Más
Foto: Gentileza Nutrición Sin Más

El término ortorexia es usado por primera vez a finales de los años 90’s por Steven Bratman con el objetivo de señalar un tipo de desorden alimentario.

En griego “ortos” se traduce al español como “correcto” y “orexis” es traducido como “apetitio”.

Esta enfermedad afecta a las personas que son exigentes y estrictas consigo mismas y con las personas de su entorno, especialmente los adolescentes, mujeres y algunos deportistas.

Definición:

La ortorexia se define como un trastorno alimentario que describe una conducta obsesiva por seguir y mantener una alimentación saludable.

La persona que padece ortorexia, crea sus propias pautas alimentarias basadas en “productos saludables y no saludables”.

Generalmente, la persona suele evitar cualquier tipo de alimento que contenga colorantes artificiales, conservantes, productos lácteos y grasas e intenta consumir solamente alimentos puros (ecológicos).

Aquellas personas que padecen ortorexia, se encuentran constantemente preocupados por el tipo y calidad de alimentos que consumen, tomando especial detalle de cada ingrediente en los productos, ya que tienen temor de “contaminarse” de los productos que a diario ingieren.

La ortorexia es una conducta obsesiva-compulsiva que es el resultado de un tipo de vida no saludable y podría ocasionar desnutrición y hasta la muerte.

Síntomas:

  • Disminución del consumo de varios tipos de alimentos:
  • Alimentos considerados como “no saludables”.
  • Alimentos para los que se hayan usado herbicidas o pesticidas.
  • Alimentos con sal, azúcar o grasas.
  • Alimentos transgénicos.
  • Huevos.
  • Productos lácteos.
  • Alimentos con colorantes artificiales o conservantes.

>> Sensación de superioridad al compararse con el resto de las personas que siguen una dieta distinta, lo que les ocasiona aislamiento social.

>> Dedicación excesiva a la planificación y organización del menú (más de 3 horas al día): tomar el peso de cada producto y estudiar con detalle los ingredientes que este contiene.

>> Constantes justificaciones para evadir las comidas fuera de la casa, es decir, evadir cualquier alimento que no han sido preparados y estudiado por ellos mismos.

>> Preocupación obsesiva por la calidad de los alimentos en vez de disfrutar su consumo.

>> Sentimiento de culpabilidad y autoflagelación al sucumbir al consumo de lo que ellos llaman alimentos “prohibidos”.

>> Disminución de la calidad de vida.

>> Preocupación obsesiva por la preparación y lavado de los alimentos o la esterilización de los utensilios de cocina.

>> Consumo de multivitamínicos y suplementos.

Consecuencias:

  • Desnutrición.
  • Aislamiento social.
  • Hipocondriasis.
  • Depresión.
  • Euforia y ansiedad.
  • Pérdida de peso.
  • Enfermedades diversas: problemas cardiovasculares, osteoporosis, anemia y problemas cardiovasculares.
  • Carencia de oligoelementos.
  • Déficit de grasa.
  • Hipovitaminosis o hipervitaminosis.

Cómo saber si sufres ortorexia:

De responder de forma afirmativa a más de las 4 siguientes preguntas, existen grandes probabilidades que padezcas ortorexia.

  1. ¿Crees que una alimentación saludable debe ser el motivo principal de tu felicidad?
  2. ¿Crees que eres mejor y superior al resto de tu entorno por el tipo de alimentos que consumes?
  3. ¿interfieren tus costumbres alimentarias en tus relaciones amistosas, familiares o laborales?
  4. ¿Ingieres alimentos puros para tranquilizar tu miedo al padecimiento de problemas de salud o reducir tu inseguridad?
  5. ¿Sientes que la alimentación te ayuda a controlar tu vida más de lo normal?
  6. Al alejarte de tu dieta, ¿tienes una compulsiva necesidad por desintoxicar tu cuerpo?

Por: Nutrición Sin Más / www.nutricionsinmas.com

Publicado en: 
Nutrición Sin Más