Imagen de Cecilia Morel
Escrito por: Cecilia Morel
Presidenta Fundación Chile Vive Sano

Temática

Publicado el

08 de Julio de 2016

Vota aquí

Sin votos (todavía)

Señor Director:

Con optimismo recibimos los resultados de la Encuesta Nacional Actividad Física y Deporte 2016, cuyas cifras señalan que la práctica deportiva subió un 2,4% y que el sedentarismo disminuyó un 2,6% en Chile.

Estos indicadores se suman a los del último Estudio Nacional de Educación Física dados a conocer el año pasado, el cual mostró una caída del 3% en los índices de sobrepeso y obesidad en los alumnos de octavo básico, y un 5% de disminución en el riesgo cardiovascular y metabólico.

Poco a poco comenzamos a ver los frutos de una política pública impulsada por el gobierno anterior y aprobada de manera unánime por el Congreso Nacional en mayo de 2013. Elige Vivir Sano creó -por primera vez en nuestra historia- un sistema intersectorial encargado de promover la formación de hábitos saludables para contribuir a la disminución de la obesidad y la falta de actividad física en nuestra población.

Si bien quisiéramos que los avances en esta materia fueran aún más rápidos, el estudio dado a conocer esta semana revela al menos un freno en la tendencia alcista, lo que se traduce en una buena noticia para quienes estamos comprometidos con la instalación de una cultura de vida sana en Chile.

Pero debemos apurar el paso. Aún estamos lejos de derrotar la epidemia de la obesidad que afecta transversalmente a la población y a nuestro desarrollo económico. Y para ello urge reimpulsar el rol de Elige Vivir Sano, ya que como país contamos desde hace tres años con este marco de acción pionero y vanguardista a nivel mundial que se hace cargo de la amenaza de las enfermedades crónicas no transmisibles con una mirada intersectorial, interministerial, en alianza público-privada y con visión de largo plazo.

Como en todas las grandes causas, se necesita convicción y decisión de las autoridades para avanzar. A pesar de que en la administración actual se han mantenido algunos programas y líneas de acción, esta política pública ha perdido visibilidad, presencia y relevancia. Si todas las iniciativas que se están impulsando actualmente -entre ellas, la nueva Ley de Etiquetado- se ubicaran bajo el alero de Elige Vivir Sano, el mensaje cobraría más fuerza y generaría más impacto y coherencia en la población. Avanzaríamos más rápido en esta posta.

Elige Vivir Sano no solo debe mantenerse por mandato de la ley, sino que debe visibilizarse, mejorarse y complementarse con educación, infraestructura y oportunidades para que las familias y personas puedan optar por un estilo de vida sano. Chile está cambiando y está en nuestras manos aprovechar los vientos a favor.

Publicado en: 
El Mercurio